Los bandidos del pantano

Uno de los cuatro clásicos de la literatura china, Los bandidos del pantano (también conocido como Margen del agua), fue escrito por Shi Naian en el siglo XIV. Es una compilación de historias folclóricas llenas de aventura, aflicción, heroísmo y subcultura de forajidos, basadas libremente en un grupo real de bandidos de la Dinastía Song.

La historia cuenta que en el siglo XI, una terrible plaga azotó la tierra y el Emperador Ren Zong dio la orden a su mariscal de ir a pedirle una cura a un famoso monje daoísta. El mariscal obedeció, pero cuando encontró el monasterio daoísta, las cosas comenzaron a salir mal. Sin querer liberó a las 108 Estrellas del Destino.

Estas estrellas habían sido jefes supremos de demonios, y consistían en 36 espíritus celestiales y 72 demonios terrenales. Hace mucho tiempo habían sido desterrados del Cielo como castigo, pero su arrepentimiento permitió que fueran liberados. Escaparon al mundo humano y se reencarnaron como los “108 héroes del Monte Liang”, formando el grupo de bandidos predestinados del título.

Debido a sus orígenes turbios, todos estos héroes tuvieron destinos desafortunados en la Tierra. Algunos fueron estafados por funcionarios corruptos; otros se hicieron amigos de personajes malsanos. Muchos se convirtieron en fugitivos después de matar a bribones en momentos de furia o mientras trataban de proteger a personas inocentes. Al final, el destino los reunió en el Monte Liang, donde se unieron como hermanos bajo la consigna “Reclamar justicia bajo el decreto del Cielo”.

El líder del grupo, Song Jiang, tenía un deseo: que el emperador les otorgara la amnistía a él y a sus hermanos. Sin embargo, el emperador veía a los bandidos como una amenaza e intentó aplastarlos con fuerza militar. Solo retrocedió ante la increíble destreza marcial del grupo, ya que todos practicaban las artes marciales con gran habilidad, y algunos incluso tenían poderes asombrosos.

Después de que el emperador quitara la orden de arresto de la banda, los héroes volvieron a la capital. En el camino reprimieron la rebelión de Fang La, aunque sufrieron muchas bajas. Solo 27 de los 108 héroes originales sobrevivieron. Lu Zhishen y Wu Song decidieron quedarse, y el resto del grupo llegó a la capital y sus antiguos enemigos les ofrecieron puestos gubernamentales. Desafortunadamente era una trampa, y encontraron su perdición.

Los bandidos del pantano dejaron una variedad de coloridos personajes, cuyos momentos de heroísmo y desgracias son parte de los cimientos del folclore chino. Personajes como el monje borracho Lu Zhishen, Wu Song –que mató un tigre con sus manos–, Lin Chong, “Toro de hierro” Li Kui, y muchos otros. Varios han sido protagonistas de algunas danzas de Shen Yun.

Viaje al Oeste
Wu Song vence al tigre
Wu Song vence al tigre
Dinastía Song
Dinastía Ming
Lu Zhishen, el monje bueno y malo
Viaje al Oeste